Entrenamiento en casa: ¿Qué necesito?

La pandemia ha puesto en evidencia algo latente y que es primordial en la vida diaria para mantener una salud física y mental.

El deporte y la actividad física han sido esenciales para mantener un estilo de vida saludable.

Tanto es así, que las encuestas han puesto de manifiesto que tras el confinamiento, casi el 40% de los que han hecho actividad física durante este periodo manifiestan que a partir de ahora se preocuparán más por mantener una actividad física óptima.

Una de las grandes dudas que me han sido planteadas durante estas fechas, era que material era necesario para entrenar en casa.

Actualmente, sigue siendo una de las cuestiones que más me realizan y la respuesta depende de las necesidades individuales y por supuesto, de la inversión que queramos realizar.

Por ello en el post de hoy aclaro los materiales, que desde mi criterio, son necesarios para un entrenamiento adecuado en casa y para diferentes presupuestos.

Presupuesto bajo

 

  • Entrenamiento en suspensión (TRX).
  • Colchoneta de pilates o yoga.
  • Fitball.
  • Gomas.
  • Comba.
  • Rodillo simple  (si dispones de bici) o bicicleta de spinning económica.

Todos estos elementos te aseguran poder trabajar la fuerza mediante el peso corporal y la resistencia de las gomas. Por otra parte, el rodillo o la bicicleta estática y la comba permiten mantener activo el sistema cardiovascular.

Presupuesto medio

A los elementos del presupuesto bajo habría que añadir:

  • Entrenamiento propioceptivo y equilibrio (Bosu).

  • Kettlbells de varios pesos.

  • 1 step o cajón que se pueda regular en altura.

  • rodillo interactivo o  bicicleta de spinning con conexión a plataformas de entrenamiento virtual.

 

 

Presupuesto alto

A los elementos del presupuesto medio habría que añadir:

Potenciómetro Stryd para correr.

Cinta para correr.

Máquina de remo.

Rodillo de  de gama alta .

Aplicaciones y entornos virtuales

La guía más completa para entrenar en Zwift 🚴 ¿Qué rodillo comprar?

Tan importante es tener el material como saber qué hacer con él y además, mantener la motivación suficiente para ser consistente a la hora de hacer las rutinas con la frecuencia necesaria.

Por ello, te recomiendo que antes de invertir en unos materiales mínimos, consideres la contratación de un entrenador cualificado. De esta manera asegurarás el buen uso y cumplimiento de objetivos con una planificación estructurada e individualizada a tus características y estilo de vida.